Protocolo MORTUARY THAUMIEL

1. MORITUROS


SCP-2000 es una instalación subterránea de la Fundación originalmente construida en algún momento en los últimos ███ años con el propósito de reconstruir la civilización en el caso que un escenario de fin-del-mundo de Clase-K no pueda ser evitado a tiempo para prevenir la extinción o cuasi-extinción de la humanidad. Desde su creación, SCP-2000 ha sido activado al menos dos veces.

Eso reza la Descripción.

Los registros de la Fundación respecto a la construcción e historia de SCP-2000 antes de este supuesto primer uso se han perdido. Si esta pérdida de información es resultado de un accidente o fue deliberado es imposible de determinar.

Eso también reza la Descripción.

Pero, ¿qué es lo que no dice?

Más importante aún, ¿qué es lo que sus escritores no saben?

Sí sabían que SCP-2000 atraviesa la historia de la Fundación como un estigma. Donde quiera, y cuando quiera que mirases, si había registro, había SCP-2000. La maquinaria, siempre brillante y humana, tenía un dejo macabro y extraño a la vista. Elena Watson lo sabía de primera mano. Recordaba verla por primera vez, hace tanto lejano tiempo.

Hoy día era igual de soleado que su día primero. Las puertas de la porción sobre tierra se abrían, dando lugar a un chirrido bajo que parecía salir de las tripas de SCP-2000, cual extraña bestia abriendo las fauces en un bostezo. Un cargamento de material ignoto entraba por la gran puerta, descargado sobre una plataforma móvil, que luego descendería hacia las profundidades de la tierra.

En ese momento, eran cuatro personas, discutiendo alejados y fuera. Elena Watson, jefe general de los CCMP, es decir, Coordinadores de Contención de Materiales Peligrosos. Frederick Powell, representante del Doctor Charles Gears, CCMP de SCP-2000. Sam Hall, enviado del Consejo de Ética. E Itzel Gates, supervisora de anomalías Taumiel.

- "Entonces, ¿no están del todo seguros aún?" - Preguntó Elena, con su edad haciéndose ver tras su voz, que sonaba como un cuervo graznando.

- "No del todo, señora Watson." - Dijo Powell, haciendo un esfuerzo inhumano para mantener la compostura. Sabía que llamar negativamente la atención de un enviado del Consejo O5 era como saltar a un mar de aceite hirviendo asido a un tronco, teniendo que hacer malabares y piruetas para no caer y freírse en el mar. Y, aunque no lo fuera por título, Elena era un arcángel de los Consejeros, con autoridad radiante a falta de espada ígnea.

Ella era consciente de cómo reaccionaba Powell a su posición. Deseaba que supiera lo impotente que se sentía a cada rato.

- "Perdón que interrumpa un poco, pero espero que sea consciente del desastre que significa un fallo de esa categoría en los Replicadores Homínidos, señor Powell." - Habló Hall, apenas lívido. Como cualquier miembro del Consejo de Ética, le valía un coño la autoridad del Consejo O5, pero sí que no le valía cualquier cosa que pudiera resultar dañina para la humanidad, como un todo o como individuo.

- "¿Por qué no se me informó de esto, Fred?" - Interrumpió Gates. "Yo vivo aquí, maldita sea. Tengo suficiente autoridad para saberlo."

- "¡Un segundo, por Dios! Sé lo que significa, Hall." - Gesticuló Powell luego hacia Gates - "No te dije nada a tí ni a nadie más porque no quería que anduvieran repitiendo cosas que ni ellos ni yo sabemos con exactitud. Ahora mismo existe la evidencia de una curva de degeneración genética a largo plazo, pero no está comprobado que sea debido a una falla en los replicadores, ni que esté presente en toda la humanidad. Y aunque fuera una falla de los BZHR, no sabemos tampoco si es en cada uno de ellos… ¿Me entiende?"

- "Sí, pero…" - Suspiró Gates.

- "Silencio por un momento." - Habló de nuevo Elena. - "Entonces, Powell. Sea honesto conmigo, y repítame, ¿qué es exactamente lo que está ocurriendo?"

Powell respiró profundo.

- "Hemos encontrado que existe una curva ascendente en defectos genéticos a lo largo de los últimos dos o tres siglos. Como tal, eso no suena muy mal, ¿no? Hay un millar de cosas que podrían explicar esa evidencia como algo normal. Aumentos en población, cambios en estilo de vida y alimentación, o incluso algún pico de radiación extraplanetaria o algo. Ahora, todas estas explicaciones se encuentran con un problema: sencillamente hay más defectos genéticos de lo que debería ser posible. La curva cambia a razón de… Algo como cero coma cinco por ciento de la población cada año, al menos en Canadá, Estados Unidos, México y Australia. Y esos son sólo los defectos evidentes, como el cáncer."

- "¿Y eso cómo se relaciona con SCP-2000?" - Preguntó Gates. Elena asintió con la cabeza.

- "Pues, según los registros de activación, SCP-2000 se activó por última vez hace unos cien y algo años… Y la curva parece indicar que el punto de origen coincide con la activación. Pero más allá de eso… No estamos seguros. Me comuniqué con usted, Watson, porque el Consejo O5 retiene a todos los científicos que realmente saben algo de los BZHR, y es absolutamente imperativo tener al menos a uno aquí. ¿Entiende?" - Powell temblaba casi imperceptiblemente al terminar.

Elena suspiró. Creía que la reunión era demasiado grande para la sombra de un problema. Pero, ¿quién sabia qué pensarían los Consejeros? Ellos sabrían algo más, de seguro.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License