SCP-ES-070

Ítem #: SCP-ES-070

Clasificación del Objeto: Keter

Procedimientos Especiales de Contención: zzz

Descripción: SCP-ES-070 se refiere a una subespecie anómala de Ophiocordyceps unilateralis. SCP-ES-070 posee una variedad de propiedades anómalas, la mayoría aún no comprendidas del todo.

SCP-ES-070-A se refiere a las esporas de SCP-ES-070. SCP-ES-070-A comienza su ciclo de vida aferrándose a la piel de un ser vivo mamífero o aviar, alimentándose de esta. Eventualmente, a través de acción enzimática, la piel y musculatura del sujeto se rompe en estos puntos, permitiendo el acceso de SCP-ES-070-A a su sistema nervioso, punto en el cual el sujeto afectado se volverá inconsciente debido a la secreción de anestésicos. SCP-ES-070-A se acopla al sistema nervioso y crece hasta arraigarse en el cerebro, que es parcialmente consumido en un período que varía entre veinte minutos y una hora. Poco después, las raíces de SCP-ES-070-A alrededor del bulbo raquídeo de comienzan a secretar una sustancia denominada AQC-070.1

CHM-Z-070 no es conductor, y crea una barrera entre los pulsos eléctricos del cerebro y el resto del cuerpo, con la excepción notable de los ojos. A su vez, las raíces de SCP-ES-070-A son capaces de redirigir impulsos eléctricos del cerebro, permitiendo el control corporal de SCP-ES-070-A sobre el sujeto, ahora denominado como SCP-ES-070-B.

Las instancias de SCP-ES-070-B permanecen inactivas durante las primeras 4 horas desde su formación. Durante este período, un número de esporangios2 crecen en su piel, conteniendo grandes cantidades de SCP-ES-070-A. Al terminar este período, la instancia de SCP-ES-070-B se volverá animada, y patrullará activamente sus alrededores en busca de un sujeto mamífero o aviar no infectado. Al encontrarse a menos de 5 metros de un sujeto no infectado, los esporangios explotarán repentinamente, cubriendo al sujeto en SCP-ES-070-A.

Las instancias de SCP-ES-070-B son altamente agresivas, y buscarán activamente encontrar sujetos no infectados para facilitar su ciclo de vida. Aunque inicialmente las instancias de SCP-ES-070-B no demuestran una inteligencia superior a la de un infante humano, a medida que SCP-070-A se arraiga en el cerebro, su inteligencia incrementa, aumentado sus reflejos, funciones motrices y desarrollando una capacidad de estrategia centrada en facilitar el desarrollo de su ciclo de vida.

A lo largo de dos semanas a un mes, algunas de las instancias SCP-ES-070-B desarrollarán una estructura fúngica alrededor del cuello y la espina dorsal. Esta estructura opera independientemente del resto del cuerpo, buscando asirse de una eestructura de gran altura, como árboles o postes de alumbrado, para luego levantarlo y atarse, imitando una escena de suicidio por asfixia. Mientras una instancia de SCP-ES-070-B permanece colgada no demostrará actividad hasta percibir la presencia de un sujeto no infectado en un radio no mayor a 2 metros.


Anexo A - SCP-ES-070-17






SCP-ES-070-A son las esporas de un hongo Cordyceps
SCP-ES-070-B son los infectados por estas esporas
SCP-ES-070-C son unos laboratorios abandonados en unas cuevas debajo de un bosque

SCP-ES-070-A crece en los cadáveres de mamíferos y algunas aves. Luego de un tiempo, el hongo arraiga sobre la columna vertebral y el cerebro, tiene toxinas que evitan que el cerebro propague impulsos eléctricos, mientras que el hongo si lo hace al resto del cuerpo. Cuando está lo suficientemente arraigado, puede controlar el cuerpo (aún vivo) de su huésped, y lo hace ir hasta un lugar alto. En ese lugar, espera que crezcan unos sacos sobre sí que luego revientan y liberan esporas del hongo. SCP-ES-070-A, luego de liberar las esporas, comenzará a crecer y mover al animal para hacer parecer que está muerte y liberará un olor similar al de un cadáver, pero realmente estará juntando nutrientes para poder formar luego más sacos de esporas. Cuando afecta a humanos, tras liberas las esporas, crece para formar una soga alrededor del cuello de una persona, que deja colgando de un árbol. Todos los cadáveres van al bosque más cercano o, de lo contrario, a un lugar húmedo para adquirir nutrientes y liberar esporas. Nótese que los sujetos afectados nunca mueren y son capaces de ver y sentir todo lo que ocurre en todo momento

PD: Quizá sea mejor que SCP-ES-070 en lugar de bloquear los impulsos eléctricos de los cerebros de los animales, los redirija para hacer lo que él quiere
[aun me falta, wait]
Fue descubierto cuando unos testigos aseguraron a la policía que un montón de cadáveres de suicidas en los árboles del bosque habían cortado las sogas en sus cuellos, les persigueron, y explotaron sus 'granos' cerca de ellos antes de volver a caer al suelo

SCP-ES-070-C sería encontrado por La Fundación siguiendo los rastros de SCP-ES-070-B, entrando por una larga y húmeda cueva, hasta finalmente encontrarlo, rodeado de un montón de cadáveres. Nótese que a lo largo de la cueva se van encontrado con SCP-ES-070-B más y más viejos y con muchísimos más hongos encima, like, otras 'fases de los zombis'. Pienso que sería bueno tomar inspiración de los zombis de Half-Life 2 para esto. El DM de los fungicidas se abriría paso por la cueva hasta finalmente llegar al complejo abandonado, rodeado por agua y -Bs en esa gran caverna. Entrarían y se toparían con -Bs muchísimo más viejos, peligrosos y grandes. Se irían por requerir refuerzos, y volverían super-armados y tochos a acabar con los 'monstruos' del complejo (tomar inspiración de Resident Evil para estos). Lograrían finalmente abrirse paso hasta los terminales con registros sobre ES-070, que pertenecerían a una compañía sin nombre. Con ayuda de hackers de La Fundación, serían capaces de sobrepasar las contraseñas, tras lo cual la interfaz cambiaría de azul clara y monótona a un negro con el logo de La Insurgencia

Los registros dirían que estaban intentando crear un arma biológica que lograra destruir a La Madre (nombre provisional de la mosca-like esa) desde dentro, llamando su atención con estos seres que huelen a basura y cadáveres, para luego infectarles de a poco a sus súbditos, hasta finalmente llegar a la Reina e inutilizarla. Luego de eso, solo sería traen los lanzallamas hasta su nido y recuperar todo lo perdido. Sin embargo, las cosas salieron mal. La Madre logró enterarse gracias a un infiltrado en los laboratorios, y les tendió una emboscada antes de que el hongo estuviera listo. Solo sobrevivió una persona. El único escritor de esas palabras sería un investigador que se encerró en un cuarto de pánico, donde escribió todo en un terminal. Sería encontrada también una conversación con otra instalación de la insurgencia, aparentemente no muy lejana, donde la respuesta solo sería "Me temo que no va a ser posible, [NOMBRE DEL INVESTIGADOR]. Ha habido un cambio de planes. Larga vida a la Reina (nombre provisional de la mosca-like esa). Su cadáver sería encontrado entre un montón de latas abiertas, dibujos que simbolizan la historia de la mosca, pero sin palabras, que no quiero exponerlo, y algunas PCs rotas para calentar comida. Habría muerto de hambre. La Fundación quema todo y solo deja a unos cuantos hongos vivos. Comienza la investigación sobre la cosa que está matando a La Insurgencia

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License